martes, 15 de julio de 2008

UN ANGEL FUERTE PARA UNA IGLESIA TRIUNFANTE. Por MENESEZ FILIPOV

"Y después de estas cosas vi otro ángel descender del cielo teniendo grande potencia; y la tierra fue alumbrada de su gloria. Y clamó con fortaleza en alta voz diciendo: Caída es, caída es la grande Babilonia, y es hecha habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de todas aves sucias y aborrecibles." "Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, porque no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus plagas”.(1)

“Estos versículos señalan un tiempo en el porvenir cuando el anuncio de la caída de Babilonia, tal cual fue hecho por el segundo ángel de Apocalipsis 14: 8, se repetirá con la mención adicional de las corrupciones que han estado introduciéndose en las diversas organizaciones religiosas que constituyen a Babilonia, desde que ese mensaje fue proclamado por primera vez, durante el verano de 1844”. “Se dice de Babilonia, con referencia al tiempo en que está presentada en esta profecía: "Sus pecados han llegado hasta el cielo y Dios se ha acordado de sus maldades." (Apoc 18:5) Ha llenado la medida de sus culpas y la ruina está por caer sobre ella. Pero Dios tiene aún un pueblo en Babilonia; y antes de que los juicios del cielo la visiten, estos fieles deben ser llamados para que salgan de la ciudad y que no tengan parte en sus pecados ni en sus plagas. De ahí que este movimiento esté simbolizado por el ángel que baja del cielo, alumbrando la tierra y denunciando con voz potente los pecados de Babilonia”.(2)

“En el capítulo 18 del Apocalipsis se exhorta al pueblo de Dios a que salga de Babilonia. Según este pasaje de la Escritura, muchos del pueblo de Dios deben estar aún en Babilonia. ¿Y en qué comunidades religiosas se encuentra actualmente la mayoría de los discípulos de Cristo? Sin duda alguna, en las varias iglesias que profesan la fe protestante”. (3)

“Dios tiene joyas en todas las iglesias… El Señor tiene sus representantes en todas las iglesias… Entre los católicos hay muchos que son cristianos muy concienzudos y que caminan en toda la luz que brilla sobre ellos, y Dios obrará en su favor… A pesar de las tinieblas espirituales y del alejamiento de Dios que se observan en las iglesias que constituyen Babilonia, la mayoría de los verdaderos discípulos de Cristo se encuentran aún en el seno de ellas”. (4)

O sea, que el pueblo de Dios que va a terminar la obra y ver a Cristo venir en gloria y majestad; en su mayoría no son aquellos que hoy profesan serlo. “Es una solemne declaración la que hago a la iglesia, de que ni uno de cada veinte de aquellos cuyos nombres están registrados en los libros de la iglesia se halla preparado para terminar su historia terrenal, y que estaría tan ciertamente sin Dios y sin esperanza en el mundo como el pecador común”. “Aquellos que han tenido oportunidades de oír y recibir la verdad y que se han unido a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, llamándose el pueblo de Dios que guarda los mandamientos, y que sin embargo no poseen más vitalidad ni consagración a Dios que las iglesias nominales, recibirán las plagas de Dios tan ciertamente como las iglesias que se oponen a la ley divina”. (5).

Este movimiento nace dentro de la iglesia adventista, cunde en todo el mundo religioso y se expande hasta los lugares mas recónditos de este mundo “En las iglesias [adventistas del séptimo día] habrá una manifestación maravillosa del poder de Dios, pero no obrará en favor de aquellos que no se han humillado ante el Señor ni abierto la puerta del corazón mediante la confesión y el arrepentimiento. En la manifestación de ese poder que ilumina la tierra con la gloria de Dios, sólo verán algo que en su ceguera considerarán peligroso, algo que despertará sus temores, y se afirmarán para resistirlo. Debido a que el Señor no actúa de acuerdo con sus ideas y expectativas, se opondrán a la obra. ‘¿Por qué -dicen- no debiéramos nosotros conocer al Espíritu de Dios, cuando hemos estado en la obra por tantos años?’”. Lamentablemente “el mensaje del tercer ángel no será comprendido por aquellos que se niegan a caminar en su gloria creciente, y los tales llamarán una luz falsa a la luz que iluminará la tierra con su gloria”. Mientras tanto habrá muchos que saldrán de las filas del mundo, de las diferentes iglesias -aun de la Iglesia Católica- cuyo celo excederá en mucho al de los que han estado hasta ahora en las filas para proclamar la verdad”. (6)

“Estandarte tras estandarte quedaba arrastrando en el polvo, mientras que una compañía tras otra del ejército del Señor se unía al enemigo, y tribu tras tribu de las filas del enemigo se unía con el pueblo de Dios observador de los mandamientos”. (7).

“Conforme vaya acercándose la tempestad, muchos que profesaron creer en el mensaje del tercer ángel, pero que no fueron santificados por la obediencia a la verdad, abandonarán su fe, e irán a engrosar las filas de la oposición. Uniéndose con el mundo y participando de su espíritu, llegarán a ver las cosas casi bajo el mismo aspecto; así que cuando llegue la hora de prueba estarán preparados para situarse del lado más fácil y de mayor popularidad. Hombres de talento y de elocuencia, que se gozaron un día en la verdad, emplearán sus facultades para seducir y descarriar almas. Se convertirán en los enemigos más encarnizados de sus hermanos de antaño”. (8)

Tenemos mucho más que temer de enemigos internos que de externos. Los impedimentos para el vigor y el éxito provienen mucho más de la iglesia misma que del mundo. Los incrédulos tienen derecho a esperar que los que profesan ser observadores de los mandamientos de Dios y de la fe de Jesús hagan más que cualesquiera otros para promover y honrar la causa que representan por su vida consecuente, su ejemplo piadoso y su activa influencia. ¡Pero con cuánta frecuencia los profesos defensores de la verdad han demostrado ser los mayores obstáculos para su adelanto!. (9)

"Vi que estas pobres almas están engañadas por Satanás. Se lisonjean de que se encuentran bien, de que gozan del favor de Dios y son ricas en discernimiento espiritual, cuando son pobres, ciegas y miserables. Están haciendo la obra de Satanás, pero creen tener celo por Dios".(10) ¿Podemos estar más ciegos espiritualmente que cuando creemos que somos fervientes y celosos por la causa de Dios, y sin embargo somos instrumentos de Satanás? De esto trata el mensaje a Laodicea… esa es la odisea de Laodicea.

"Oyen las palabras de Cristo pero no las hacen. Si permanecen así, los rechazará con repulsión. Muchos de los que han tenido gran luz, grandes oportunidades y todas las ventajas espirituales alaban a Dios y al mundo con el mismo aliento. Se postran delante de Dios y de Mamón. Se regocijan con los hijos de este mundo, y pretenden recibir la bendición de los hijos de Dios. Desean que Jesús sea su Salvador, pero no están dispuestos a cargar su cruz ni llevar su yugo. Quiera el Señor tener misericordia de ustedes; porque si siguen por este camino sólo se podrá profetizar el mal puede sobre ustedes". (11)

“Una obra muy solemne está delante de nosotros. Su importancia y magnitud no se disciernen. Al notar la indiferencia que se hallaba presente en todas partes, me alarmé por los ministros y el pueblo. Parecía haber una parálisis sobre la causa de la verdad presente. La obra de Dios parecía estancada. Los ministros y el pueblo carecen de preparación para el tiempo en que viven, y casi todos los que profesan creer la verdad presente no están listos para entender la obra de preparación para este tiempo. En su estado presente de ambición mundanal, con su falta de consagración a Dios, su devoción al yo, son completamente incapaces de recibir la lluvia tardía, y, habiendo hecho todo, poder hacerle frente a la ira de Satanás, quien por medio de sus invenciones les haría naufragar en la fe, asiéndolos de un placentero engaño propio. Ellos piensan que están bien cuando están totalmente mal”. (12)

De la misma forma que Mardoqueo dijo que respondiesen a Ester: “No pienses que por estar en la casa del rey serás la única en librarte entre todos los judíos. Porque si del todo callas ahora, respiro y liberación tendrán los judíos de otra parte. Pero tu y la casa de tu padre pereceréis”. (13) Te digo hoy mi apreciada hermano y hermana, no pienses que porque eres adventista y estas en la iglesia podrás librarte de la gran crisis que esta llegando. Si callas y no cumples con tu misión, otros estarán ocupando tu lugar y te perderás eternamente.

"No es suficiente el simple hecho de profesar creer la verdad. Todos los soldados de la cruz de Cristo se obligan virtualmente a entrar en la cruzada contra el adversario de las almas, a condenar lo malo y sostener la justicia. Pero el mensaje del Testigo Fiel revela el hecho de que nuestro pueblo está sumido en un terrible engaño, que impone la necesidad de amonestarlo para que interrumpa su sueño espiritual y se levante a cumplir una acción decidida". (14)

No es hora de ser indiferente, "si Dios aborrece un pecado más que otros, del cual su pueblo es culpable, es que no haga nada en caso de una emergencia. La indiferencia, una actitud neutral en medio de una crisis religiosa, Dios la considera un grave crimen equivalente a la peor clase de hostilidad contra él". (15)

”A ti, pues, hijo de hombre, te he puesto por atalaya a la casa de Israel, y oirás la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. Cuando yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no hablares para que se guarde el impío de su camino, el impío morirá por su pecado, pero su sangre yo la demandaré de tu mano”. (16) Tampoco “temas de ellos. No tengas miedo de sus palabras, aunque te hallas entre zarzas y espinos, y moras con escorpiones. No tengas miedo de sus palabras, ni temas ante ellos, porque son casa rebelde. Les hablarás mis palabras, escuchen o dejen de escuchar, porque son rebeldes”. (17)

"En esta época terrible, justamente antes de la segunda venida de Cristo, los predicadores fieles a Dios tendrán que dar un testimonio más definido aún que el de Juan el Bautista. Les espera una obra importante y de mucha responsabilidad, y a los que predican cosas apacibles no los reconocerá Dios como sus pastores. Un ay temible reposa sobre ellos". (18)

"La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos". (19) "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente. No temas ni desmayes, porque el Eterno tu Dios estará contigo donde quiera que vayas". (20) "Y este evangelio del reino será predicado en todo el mundo, por testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin”. (21) Amen.

Referencias. 1.Apoc 18: 1, 2, 4. 2. CS 661-662. 3. CS 433. 4. EUD, pag 201-202. 5. EUD 176. 6. EUD 213- 215. 7. 3JT 224. 8. CC 666. 9. EUD 160. 10. JT, t. 1, 150. 11. Test, t. 5, 77. 12. Test, t.1, 466. 13. Ester 4: 14. 14. JT, t. 1, 229. 15. Test, t. 3, 281. 16. Eze. 33:3-8. 17. Eze. 2: 6-7. 18. Test, t. 1, 32. 19. Educ, 54. 20. Jue 1:9. 21.Mat 24;14

1 comentario:

  1. espero q nuestros ermanos adventistas se eduque en historia primero sobretodo en la carta de san ignasio d antioquia disipulo de san pedro aposto y primer papa donde mensiona ´´donde este cristo hay ba a estar lsa iglesia catolica esto susede a finales del siglo 1 y prinsipios del siglo 2, abran su ojitos ermanitos y vean a la iglesia de cristo, su esposa q lleva x nombre catolica

    ResponderEliminar