domingo, 30 de mayo de 2010

De la Ciudad al Campo. Por Elena G. de White / Secciones 5 y 6

Sección 5 / Preparación para la Crisis que Provocarán las Leyes Dominicales

Nos esperan tiempos difíciles

“No debemos ubicamos donde seamos forzados a estar en contacto con quienes no honran a Dios... Pronto surgirá una crisis con respecto a la observancia del domingo...

"El partido del domingo se está fortaleciendo en sus pretensiones falsas, y esto significa opresión para los que decidan guardar el sábado del Señor. Debemos ubicamos en un lugar donde podamos cumplir plenamente con el mandamiento del sábado. El Señor declara: 'Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna' (Éx. 20:9,10). Y debemos tener cuidado de no colocarnos en un lugar donde será difícil para nosotros y nuestros hijos observar el sábado.

“Si en la providencia de Dios podemos conseguir lugares lejos de las ciudades, el Señor quiere que lo hagamos. Nos esperan tiempos difíciles " (Mensajes Selectos, tomo 2, pág. 412; 1908).

"Cuando el poder con el que se inviste a los reyes a aliado de lo bueno, ello se debe a que el que lleva la responsabilidad está bajo la influencia divina Cuando el poder está aliado con la maldad, está ligado con los instrumentos satánicos, y obrará para destruir a los que son propiedad del Señor. El mundo protestante ha establecido un día de reposo idolátrico en el lugar donde debería estar el sábado de Dios, y va en pos de las pisadas del papado. Por esta razón veo la necesidad de que las familias del pueblo de Dios, se trasladen fuera de las ciudades a lugares apartados del campo, donde puedan cultivar la tierra y cosechar los productos que ellas mismas siembren. De este modo podrán criar a sus hijos con hábitos sencillos y saludables. Veo la necesidad de apresurarse a fin de tener todas las cosas dispuestas para la crisis" (Ibíd.., 1897).


Sección 6 / Las Instituciones como Centros de Colonización

No debemos formar colonias

“El señor desea que en nuestros días su pueblo se disperse por toda la tierra. No debe agruparse en colonias. Jesús dijo: ‘Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura' (Mar. 16:15). Cuando los discípulos cedieron a su deseo de permanecer agrupados en Jerusalén, Dios permitió que fueran perseguidos, y tuvieron que dispersarse por todas las regiones del mundo habitado.

“Durante muchos años nuestro pueblo ha recibido mensajes de advertencia y exhortación, a través de los cuales se lo ha instado a salir al gran campo de labor del Maestro para trabajar abnegadamente en favor de las almas" (Testimonies, tomo 8, pág. 215; 1904).

Trabájese en comunidades dispersas

“Muchos de los miembros de nuestras iglesias grandes hacen muy poco o comparativamente nada. Podrían realizar una buena obra si, en vez de hacinarse, se dispersasen por lugares donde todavía no ha penetrado la verdad Los árboles plantados en forma demasiado apretada, no prosperan. El jardinero los transplanta para que tengan lugar donde crecer, y que no queden atrofiados y enfermizos.

La misma regla surtiría efecto en nuestras iglesias grandes. Muchos de los miembros están muriendo espiritualmente porque no se hace precisamente esto. Se están volviendo enfermizos y deficientes. Transplantados, tendrían un lugar donde crecer fuertes y vigorosos.

“No es el propósito de Dios que sus hijos formen colonias o se establezcan juntos en grandes comunidades. Los discípulos de Cristo son sus representantes en la tierra, y Dios quiere que estén dispersos por todo el país, en pueblos, ciudades y aldeas, como luces en medio de las tinieblas del mundo. Han de ser misioneros para Dios, que por su fe y sus obras atestigüen que se acerca la venida del Salvador" (Joyas de los testimonios, tomo 3, págs. 248,249; 1904).

Lugares que ofrecen posibilidades de trabajo

"Los miembros laicos de nuestras iglesias pueden realizar una obra que hasta ahora apenas ha sido iniciada por ellos. Nadie debe trasladarse a lugares nuevos simplemente por obtener ventajas mundanales; sino que donde hay oportunidades de ganarse la vida, deben entrar familias bien arraigadas en la verdad, una o dos familias por lugar, para trabajar como misioneros. Deben sentir amor por las almas, preocupación por trabajar en su favor, y deben estudiar la manera de llevarlas a la verdad, pueden distribuir nuestras publicaciones, celebrar reuniones en sus casas, llegar a conocer a sus vecinos e invitarlos a venir a esas reuniones. Así harán brillar su luz por las buenas obras" (Id; págs. 249; 1904).

No os dejéis seducir por las ventajas que ofrecen nuestras instituciones

“Los que se sienten inclinados a radicarse cerca de nuestra casa editora, o del sanatorio y el colegio que poseemos en Takoma Park deberían pedir consejo antes de trasladarse.

"A los que consideran que Mountain View es un lugar conveniente para vivir, porque allí está establecida la Pacific Press, yo les digo: Mirad hacia otras partes del mundo que necesitan recibir la luz que os ha sido confiada. Recordad que Dios ha dado a cada hombre su obra. Elegid alguna localidad donde tengáis oportunidad de hacer brillar vuestra luz en medio de la oscuridad moral.

“Siempre ocurre que cuando se establece una institución en cierto lugar, muchas familias desean ir a vivir cerca de ella. Así sucedió en Battle Creek y en Oakland y, hasta cierto punto, casi en todos los lugares tenemos colegios o sanatorios” (Fundamentáis of Christian Education, págs. 494,495; 1904).

No establezcamos centros como Jerusalén

"Nuestro pueblo no debe ...considerar que...... es un centro como Jerusalén. El hecho de que cierto número de hermanos haya sido llamado a ese lugar para trabajar en la obra de publicaciones, no debe inducir a los demás a pensar que es apropiado que allí se establezca un gran número de familias adventistas. Y todos los que trabajan en la oficina deben estar dispuestos a partir, si Dios los llama a algún otro lugar (Manuscrito 148; 1905).

"No os agrupéis en un solo lugar, incurriendo en el mismo error que en Battle Creek. Hay centenares de lugares que necesitan recibir la luz que Dios ha dado" ( Fundamentáis of Christian Education, pág. 495; 1904).

Permaneced en las iglesias pequeñas —Abrid nuevas escuelas

"Muchas familias que, con el fin de educar a sus hijos, se trasladan a lugares donde están establecidas nuestras escuelas mayores, prestarían mejor servicio al Maestro quedándose donde están. Deberían animar a la iglesia de la cual son miembros a establecer una escuela primaria donde los niños de su seno podrían recibir una educación cristiana completa y práctica. Sería inmensamente mejor para sus hijos, para sí mismos y para la causa de Dios, si se quedaran en las iglesias menores donde es necesaria su ayuda, en vez de ir a las iglesias mayores donde, debido a que no se los necesita están en la constante tentación de caer en la inactividad espiritual.

“Donde quiera que haya algunos observadores del sábado, los padres deben unirse para proveer un lugar apropiado para una escuela diurna donde sus niños y jóvenes puedan ser instruidos. Deben emplear un maestro cristiano que, como misionero consagrado, eduque a los niños de tal manera que los induzca a llegar a ser misioneros..." (Consejos para los maestros, págs. 165,166; 1913).

Lo que deben sentir los ángeles

“Pienso en lo que deben sentir los ángeles al ver que se acerca el fin, y que los que pretenden conocer a Dios y a Jesucristo a quien él ha enviado, se agrupan en comunidades, asisten a las reuniones y se sienten desanimados e insatisfechos cuando no se les predica lo suficiente como para que se beneficien sus almas y se fortalezca la iglesia; mientras que en realidad no están haciendo absolutamente nada" (Carta 16e; 1892).

Creced y extendeos; pero no en un solo lugar

"Se anima a la gente a establecer en Battle Creek, y pagan su diezmo y prestan su influencia para edificar una moderna Jerusalén que no responde al plan de Dios. Al hacerlo se priva a otros lugares de los beneficios que debieran recibir. Creced y extendeos, sí, pero no en un solo lugar. Salid y fundad centros de influencia donde nada o casi nada se ha hecho. Poned fin a esta concentración; difundid los rayos salvadores de la luz, e iluminad los rincones entenebrecidos de la tierra" (Testimonios para los Ministros, págs. 254,155; 1895).



Continuar en la sección 7
Indice

1 comentario:

  1. Libertador San Martín (ER, Argentina), una comunidad de adventistas donde se encuentra la Universidad Adventista del Plata (UAP) y el Sanatorio Adventista del Plata (SAP) es un ejemplo de la "sordera" espiritual del adventismo actual.

    Digo esto después de leer la sección 6 de esta increíble recopilación de los inspirados consejos de la hermana White.

    ResponderEliminar